5 cosas que a las mamás muy perras no nos gusta escuchar

FullSizeRender (1)

1. Son sólo perros

Sí y tú eres sólo un humano. ¡A ver! ya lo sé, sé perfectamente que no los he parido, que no se parecen a mí, que no hablan, que no les gusta la ropa, que se queman las patas en el verano, que se expresan de maneras inexplicables. Que me quieren, que me esperan en casa pacientes y que cuando llego se vuelven locos de emoción. También reconozco cada una de las meaditas de la casa, se cuándo alguno está enfermo, me despierto por la noche cuando se levantan a tomar agua, cuando vomitan, cuando tienen calor, me preocupo cuando se asustan, me asusto cuando salen como fieras porque alguien llama al timbre. Es cierto, a veces no son tan perfectos como la gente desearía, pero nadie lo es, yo tampoco soy una perfecta ama y ellos no se dicen en secreto <déjala es sólo un humano>

Pues sí, son sólo perros y tú eres sólo un ser humano. Como verás, sigo sin entender tu argumento…

2. ¿Qué vas a hacer cuando tengas hijos, los vas a regalar?

¡Vaya preguntita! A ver cómo respondo…primero, no sé cuándo tendré hijos o si tendré hijos, y segundo ¡por supuesto que no los voy a regalar, primero te pongo a ti en una tómbola! A la gente le cuesta mucho trabajo comprender los lazos que se forjan con las mascotas, algunos piensan que son tonterías, que son como los coches o la ropa que se reemplazan con otras cosas más nuevas. Quizá no conozcan bien lo que es el apego o probablemente nunca hayan tenido la experiencia de tener una mascota. ¡Pues ni mi perro ni yo tenemos la culpa de tu infancia infeliz! Es broma, la gente que no ha podido experimentarlo literalmente no sabe de qué habla, es como la gente que no tiene hijos y da consejos a los padres. ‘Si no sabes mejor no opines’ dicen por ahí los sabios. Hay temas en los que no debemos opinar, eso se entiende después de muchas malas caras y malas respuestas. Pero de verdad si no tienes idea lo que es amar alguien con esa intensidad y desinteresadamente es que eres un simple humano, porque sólo los animales lo consiguen. Y si aún te lo cuestionas es porque no tienes ni perro que te ladre.

3. ¿No estás cansada de los pelos por todos lados?

Pues para ser honesta sí, pero perdemos la misma cantidad de pelos mis 3 perros, mi marido y yo. Tal vez si estuviera calva no contribuiría con la maraña de pelo de cada semana, pero no lo estoy, así que no hay solución siempre estaremos llenos de pelo. Hay días que encontrar pelos en la sopa, en la ropa, en la cama, en el coche, etc. toca un poco la moral, pero la verdad es un precio muy pequeño y un problema fácil de solucionar, el remedio se llama ‘rodillo quita pelusa’ sí, aquellos rodillos pegajosos y en el peor de los casos cinta, masking tape, etc. funciona igual. Además para la comunidad pet friendly llevar pelos en la ropa es señal de que eres buena persona, o al menos que estás en ello.

4. Ufff 3 perros, tu no paras ¿no?

Pues no te creas, mis perros son adultos y duermen la mayor parte del día, eso sí sus 40 minutos de actividad revolucionan la casa y me matan de risa pero la verdad es que duermo muy bien, veo la tele en compañía, voy a caminar encantada 3 o 4 veces al día, ellos me ayudan a ser menos sedentaria, menos depresiva, menos enojona. Así que si te refieres a que no paro de reírme con ellos, tienes toda la razón. Es cierto, hay que limpiar la casa constantemente, aspirar, cambiar ropa de cama, fundas del sofá y esas cosas, pero creo que eso ya viene en el paquete que pone ‘adulto’.

5. Uy no, En mi casa ni perros ni nada….

Me parece estupendo, sólo intenta no poner esa cara de asco cuando lo dices. Cada quien decide el estilo de vida que quiere vivir y con quien quiere compartirla. Eres libre de no elegir una vida de perros (o de gatos, o de conejos, etc.) pero respeta la que nosotros hemos elegido.

Es verdad, tener mascotas es una responsabilidad enorme, al menos eso pienso yo. Hay que estar ahí cuando están en quirófano, cuando son mamás, cuando los vacunan, cuando tienen cara de boxeador porque les da alergia la vacuna. Hay que mirar constantemente si tienen agua y comida. En la época de verano hay cuidarlos de los golpes de calor, en invierno hay que ponerles la ropa que más odian. En tiempo de lluvias hay que salir de paseo corriendo con alguno en brazos porque odia mojarse las patas. Es una tarea cansada, en muchos aspectos son como los hijos (humanos), aunque no quiero hacer muchas comparaciones porque aún no tengo hijos humanos y evidentemente no sé de qué hablo.

Es un trabajo constante, durante mucho tiempo hacen lo quieren por más constante que seas, se hacen pipí en todos lados, se comen los papeles, se roban la ropa sucia, se suben a los muebles, y mil cosas más. Pero cada día te dan lecciones de vida, te hacen más paciente, te enseñan que el amor vienen en mucho tamaños y colores.

Yo honestamente no los cambio por nada, cada mañana cuando despierto a punto de caerme de mí propia cama y los escucho roncar recuerdo el día en que Tenoch llegó a mi vida, el día que Malinalli vino a casa, y el momento en que me llamó el veterinario para decirme que había nacido Canek. Vale, no pienso todas esa cosas dulces cada mañana, la verdad es que algunos días pienso ¡pinches perritos me estoy cayendo de la cama! pero son los menos.

Estas son sólo 5 de las cosas que a una madre muy perra no le gusta escuchar, por supuesto la lista sigue creciendo, así que la próxima vez que te cruces con una mamá perruna ¡vete con cuidado! porque la maternidad (o paternidad) perruna, así como la lactancia, es un tópico bastante delicado.

 FullSizeRender (3)FullSizeRender (2)FullSizeRender

Anuncios

2 respuestas a “5 cosas que a las mamás muy perras no nos gusta escuchar

  1. Harumi Fujisawa Katagiri 10 julio, 2015 / 20:49

    Eleonor, qué gusto leerte!! Felicidades por tu blog (apenas me enteré) y comparto tu sentir y pensar con respecto a este tema. Puedo decir que mi vida gira alrededor de mis hijos (2 chihuahueños y 1 gato).Saludos y un abrazo!!!

    Le gusta a 1 persona

    • eleonorsolano 10 julio, 2015 / 21:01

      Hola Harumi, muchas gracias por tus palabras. Qué gusto saber de ti. Un beso grande a tus hijos de 4 patas!! Un abrazo para ti. Ü

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.