5 cosas que un mexicano escucha en el extranjero

  

Cuando vives en el extranjero te das cuenta de muchas cosas. La primera, que el león no es como lo pintan, es decir, las cosas que sabemos o pensamos de algunos países y/o ciudades son bastante diferentes. Segunda, desde mi punto de vista, muchas de esas cosas están sobrevaloradas. Tercera, hay ignorantes en todas partes. Y cuarta, tu país y/o ciudad no es la peor del mundo o como dirían en mi ‘pueblo’ <En todas las casas se cuecen habas>.

Así que les dejo 5 de las cosas más ‘curiosas’ que un mexicano escucha en el extranjero.

1. ¿De qué pueblo eres?

Sí, aunque usted no lo crea, es un pregunta que al parecer es muy intrigante para algunas personas, en ocasiones al escucharla te tardas algún tiempo en caer en cuenta que es una pregunta fácil de responder aunque seas de Ciudad de México. Mucha gente ha emigrado de pueblos o ciudades pequeñas a grandes capitales, y en automático piensan que toda la gente tiene un pequeño pueblo donde se encuentran sus raíces. Y aunque tu pueblo sea bastante más grande prácticamente que el país en donde vives, la respuesta correcta siempre es el lugar de donde provienes.

2. ¿Dónde está México?

Y ahí sacas tus enormes conocimientos de geografía, México es un país que colinda al norte con… al sur con… etc. Pero la gente continúa insistiendo, México está en Sudamérica ¿verdad? ehm pues no, estrictamente hablando está en Norteamérica, y empiezas a extenderte nombrando países de Centroamérica y Sudamérica para ubicar a la gente mentalmente hasta que te preguntan cosas como ¿Belice, qué es Belice? y después de quedarte con ojos de plato decides callarte, y evitar más explicaciones, después de esto, pocas ganas quedan de explicar geografía.

3.¿En dónde dejaste tu caballo?

Hace tiempo escuché está pregunta de un grupo de señores mayores que insistían solemnemente que yo debería transitar por las calles montada a caballo, a lo que agregaban constantemente ese deje de Speedy González diciendo <No manita, tu viniste en caballo> mientras yo pensaba ¿y ustedes vinieron en la cápsula del tiempo? Caballeros y caballeras, muchos mexicanos no nos hemos subido en la vida a un caballo que no sea de un carrusel, desde tiempo atrás llegó la modernidad y nos movemos en coches, ¡sí! carros, autos, vehículos de motor, etc. y de vez en cuando también viajamos en avión, ¡Fíjate tú!

4. ¿Cómo se visten en México?

No, nadie me cuestionaba acerca de los vestidos regionales, la pregunta venía de una niña de 5 años que muy sorprendida por mi acento, me dijo que sabía que yo no era de aquí porque hablaba diferente. Como la curiosidad infantil merece todo mi respeto, le expliqué que gracias al señor Amancio Ortega y el grupo Inditex nos vestimos prácticamente igual que en España, salvo que pertenezcas a alguna tribu urbana.

5. ¿En dónde está tu sombrero?

Esta pregunta se la hicieron a una amiga mía reunión tras reunión, y yo me reía de ella imaginándomela con su sombrero de Mariachi, pero llegó el día en que la broma se me regresó cuando un amigo gracioso nos regaló un sombrero de charro que inmediatamente guardamos en el baúl de los recuerdos. Pero al menos, esa pregunta ya tiene respuesta.

Si te ha gustado, no te olvides de compartir.

Bridezilla o el síndrome de la novia psicópata

FullSizeRender (7)

Todas irremediablemente arrancamos la cuenta atrás, días antes o días después. Todas caemos en el estrés previo al gran día, el gran suceso, ese que muchas esperamos desde que tenemos nuestra primera Barbie vestida de blanco con su tiara de plástico enjoyada mirándonos sin piedad desde la estantería.

El ‘sí quiero’ es el inicio de una de las peores etapas de nuestras vidas, no lo digo por aquello de vivir con la misma persona el resto de la vida, ¡no! me refiero a los preparativos de la boda.

Yo siempre había escuchado eso de que las novias pierden la cordura meses antes de la boda, las peleas constantes con los prometidos, los desplantes a las madres, los odios a las familias políticas y muchas cosas más, y yo pensaba desde mi casa a 10,000 km de distancia del lugar de los hecho, ¡ESO no me va a pasar a mí! Sigue leyendo

Yo también fui la más bonita de mi familia.


escritoras mexicanas, libros de bolsillo

Yo también fui la más bonita de mi familia, hasta que un día sentados a la mesa mi padre con toda la ternura de un abuelo y el descaro de un padre de edad media, se giró y le dijo a mi sobrina ‘eres la niña más bonita que he visto en mi vida’. Se oyeron morir varias hadas al norte de nunca jamás, cayeron cubiertos sobre la mesa y varias bocas se quedaron abiertas, empezando por la mía que solo atinó a decir ‘Gracias pa’.

Mi padre sin saber qué decir miró a mi madre quien se encogió de hombros mientras mi hermano se reía a carcajadas de mi pequeño drama familiar.

Para ser honesta, es duro perder el trono en casa de tus padres, y eso pasa irremediablemente cuando llegan los nietos, esas criaturitas despiadadas que roban corazones a punta de babas, llantos y sonrisas.  Porque muchos sabrán qué llegar a casa y esperar en la cola de los saludos mientras pasan primero los nietos e incluso los perros es difícil.

La dinámica familiar se revoluciona instantáneamente cuando tu hermano (a) emerge de la sala de parto y dice con ojos llorosos <es una niña (o)> ¡Cuánta alegría en los corazones!

Poco a poco pasa el tiempo, los nenes crecen, se hacen niños grandes, pre-adolescentes, y los abuelos comienza a perder la memoria a corto plazo, se olvidan que el día anterior esos príncipes y  princesas les han hecho rabietas, dado patadas, escupido la comida y esas cosas feitas que a veces hacen los niños (incluso los que ya somos mayores).

Algunos días te quedas esperando al teléfono mientras tus padres te dicen <te llamamos en 5 minutos Sigue leyendo

Aquí no se habla castellano

aquí se habla español

Recientemente he tenido una discusión con mi equipo de trabajo respecto a un término empleado en español peninsular contra un término del español de américa, preguntas de éstas ya he respondido mucho y no me cansó de hacerlo, y menos mal, porque por lo visto esto apenas comienza.

Es por eso que voy con mi furia y me arranco desde el fondo de mi corazón para decirles  (no deciros) que nuestro español no se oye ni se habla ‘mal‘ se habla y se oye diferente.  Es por eso que los que saben llaman a esas diferencias ‘variaciones del español’, regionalismos, y  que en ocasiones el queridísimo diccionario panhispánico de dudas nos ayuda a entender (poca gente lo conoce), pero es una parte del Diccionario de la RAE que matiza el uso del español en los diferentes lugares hispanohablantes.  Aunque muchos con los que he discutido prefieren la Wikipedia (ojo, yo soy usuaria de la Wikipedia, para ciertas cosas).

En fin, que cansada de los tópicos y de escuchar etiquetas como ‘latin queen’, gringa, panchita y varias más Sigue leyendo

Octubre rosa, las sonrisas que luchan contra el cáncer de mama.

Origen: Octubre rosa, las sonrisas que luchan contra el cáncer de mama.

Cada ‪#‎OctubreRosa‬ mi pequeña acción en la lucha contra el ‪#‎CáncerDeMama‬ es hacer una reflexión como editora del blog de Salud para la Mujer y Dr. Rafael Solano . La dejo aquí, espero que tengan oportunidad de leerla y unirse de alguna manera a la causa.